Veintitrés años después

La Masonería Argentina expresa una vez más su solidaridad con las víctimas de la AMIA y sus familiares, hecho ocurrido hace 23 años.

Reclama, asimismo, que se aceleren los procedimientos judiciales en curso para que la Justicia ponga fin a la penosa incertidumbre que aqueja a la sociedad argentina en su conjunto tras una espera tan prolongada.

Desea que el fallo judicial contribuya a la imprescindible pacificación de los espíritus para que esa y otras bases constituyan la pista del despegue hace futuros más venturosos.

Ángel Jorge Clavero
Gran Maestre