Wednesday, 27 de August de 2014
 

.: Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones :.

  Principal arrow Gran Logia arrow Mensaje del Gran Maestre
 
Menu principal
Principal
Gran Logia
Información
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Solicitar Ingreso
Contáctenos
Buscar
Advertisement
PDF Imprimir E-Mail

gl
Discurso del Gran Maestre con motivo de su asunción para el período 2014-2017


Buenos Aires, 28 de Junio de 2014 e.·. v.·.

Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo Grado 33°, Ilustre y Muy Poderoso Hermano  César Díaz Colodrero,

Gran Primer Principal del Santo Real Arco de Jersusalém para la República Argentina, Fernando García Acosta,

 

Muy Respetables Presidente y Secretario Ejecutivo de la Confederación Masónica Interamericana 

Muy Respetables Grandes Maestres de Bolivia, Brasil, Chile, Francia, Grecia, Distrito Sur, División Sur de Inglaterra, México, Paraguay, Perú y Uruguay. 

Respetables Hermanos de las respectivas comitivas 

Queridos Hermanos Todos:

Asumo la responsabilidad de conducir la Masonería Argentina después de haber acompañado como Pro Gran Maestre la brillante gestión de mi hermano y amigo Ángel Jorge Clavero.

 

En estos seis años, la Masonería Argentina ha realizado un cambio profundo y exitoso: casi ha triplicado su membresía, ha reinstalado la Masonería en todo el país, ha reconstruido esta Sede Principal y prácticamente todos los templos de nuestro país, ha agregado otra casa en el barrio de Boedo en la Ciudad de Buenos Aires y un templo en pleno Centro de la Capital Federal, hay jóvenes camadas de Maestros y hasta de Venerables Maestros, la edad promedio ha descendido a los 38 años de edad.

Todas las capitales de provincia cuentan con su sede masónica, lo mismo ocurre en las grandes ciudades del país, todos los hermanos estamos interconectados en tiempo real a través de Internet y podemos hacer nuestros trámites logiales y personales desde un ordenador.

 

Ya funciona el Fondo de Ayuda Póstuma para que nuestra fraternidad pueda concurrir rápidamente en auxilio material al deceso de un hermano para socorrer a su familia.


La Masonería Argentina se ha federalizado evitando que se concentre el poder entre unos pocos, la edad de ingreso ahora es de 18 años, los estudiantes universitarios abonan la mitad de la cápita, están en pleno funcionamiento las Cátedras de Libre Pensamiento en acuerdos con las Universidades Nacionales, vivimos una Masonería de puertas abiertas a la sociedad y nos esforzamos para que se respire un aire de plena libertad, en paz y armonía.

 

En este nuevo período que se abre nos proponemos mantener y profundizar estos avances y alentar los que constituirán los cambios de segunda generación.

Las herramientas tecnológicas que hemos comenzado a utilizar desde 2008 serán desde  ahora moneda corriente en nuestra Institución.

Idéntico objetivo nos proponemos para el Instituto Laico de Estudios Contemporáneos, ILEC, y para el Observatorio de la Ciudadanía a los que deseamos interactuando fuerte e intensamente con la sociedad, los poderes del Estado y todos a quienes acepten la consideración de las iniciativas que nacen y se estudian en el seno de la Masonería.

Hemos desarrollado con gran éxito una experiencia piloto cuando realizamos y transmitimos en tiempo real a todo el país un Congreso de Secretarios. Muchos queridos hermanos que ocupan esas funciones en sus logias han podido exponer sus dudas e inquietudes, han intercambiado con otros hermanos de diferentes puntos del país y así han unificado conocimientos y prácticas para la mejor y más transparente administración.

No solo repetiremos el Congreso de Secretarios, también vamos a organizar el Congreso de Oradores y la docencia masónica, a cargo de los Respetables Hermanos Gran Orador, Gran Primer Vigilante y Gran Segundo Vigilante, respectivamente.

La cadena del Gran Hospitalario se perfeccionará para atender las urgencias y para realizar una gran obra de filantropía. En ese aspecto, quiero decirles que el Hogar Bernardino Rivadavia ocupa un lugar muy especial en mi corazón.

Allí ha comenzado hace pocas semanas la práctica de equinoterapia destinada a los niños de menores recursos y vamos ahora por un plan de prevención clínica y un plan de prevención odontológica, en tanto avanzamos en los estudios para establecer un sistema en el cual estén incluidos y cubiertos todos los hermanos masones y sus familiares directos.

La actualización de los Estatutos y Reglamentos que se realizó en los últimos años nos permitirá ir ahora en búsqueda de procedimientos más breves y sencillos. La Comisión de Disciplina ajustará aún más sus mecanismos de funcionamiento sin que se descarte la posibilidad de instaurar la mediación masónica para la resolución de conflictos cotidianos cuya acumulación perturba a veces el tiempo de las decisiones.

En estas reformas de segunda generación, mantendremos y profundizaremos la relación con la prensa que tan buenos frutos ha traído en cuanto a desmitificación, acercamiento de nuevos miembros y difusión de nuestro ideario y nuestras actividades.

En las próximas horas haremos las pruebas finales para presentar la nueva página web de la Masonería Argentina, la nueva presencia en las redes sociales, especialmente en Twitter y Facebook.

La Masonería Argentina cuenta con nueve zonas, según el emplazamiento de sus talleres. Los Respetables Delegados zonales del interior del país, el Gran Buenos Aires y la Capital Federal serán las poleas de transmisión entre las logias y la Gran Logia para que todos los hermanos puedan expresar sus inquietudes, plantear sus ideas, sus dudas. Queremos una Masonería franca y sin subterfugios, abierta, colaborativa, plena, democrática y capaz de contener a todos y a cada uno de sus miembros.

La Gran Tesorería funcionará en tiempo real, acreditará rápidamente los pagos y extenderá un conforme para que emisor y receptor sepan en forma simultánea el estado de las cuentas. En breve comunicaremos un sistema muy sencillo de trabajo entre los tesoreros de las logias y el Gran Tesorero.

 

Queridos hermanos:

Están presentes esta noche las máximas autoridades de la CMI y los más altos dignatarios de potencias masónicas amigas que no han dudado en recorrer miles de kilómetros para traernos sus voces fraternales de aliento. Están aquí el Soberano Gran Comendador del Grado 33º y las más altas autoridades del Supremo Consejo, las altas autoridades del Santo Real Arco de Jerusalén y las del Distrito Sur, División Sur, de la  Gran Logia Unida de Inglaterra.

Esta expresión de amistad y solidaridad masónica  reclama mi especial reconocimiento y compromete mis esfuerzos y los de los dignatarios y oficiales que me acompañan en esta gestión. Los abrazo con emoción, con alegría y con profunda amistad.

Hemos enunciado una rápida síntesis de cuanto nos proponemos. Habrá más y, en ese sentido, les ruego a todos mis hermanos argentinos que a partir de ahora presten especial atención al Boletín que llegará los domingos a vuestras casillas de correo electrónico y que contendrá semana a semana las actividades de la Gran Logia, de sus miembros y de los temas y proyectos que nos interesan a todos.

Al asumir esta nueva responsabilidad que me otorga la Masonería Argentina les expreso mi enorme agradecimiento, espero que dentro de tres años el Respetable Pro Gran Maestre, Miguel Ángel Martínez, y yo hayamos llevado a nuestra Institución iniciática, filantrópica y progresista a un lugar aún mejor que el de hoy, en medio del prestigio y el afianzamiento de sus fundamentos.

 

Queridos Hermanos, ¡Muchas gracias!

Nicolás Orlando Breglia

 


Google+