Sunday, 20 de April de 2014
 

.: Gran Logia de la Argentina de Libres y Aceptados Masones :.

  Principal arrow Gran Logia arrow Mensaje del Gran Maestre
 
Menu principal
Principal
Gran Logia
Información
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Solicitar Ingreso
Contáctenos
Buscar
Advertisement
PDF Imprimir E-Mail

Discurso del Gran Maestre con motivo de su asunción para el período 2011-2014


Buenos Aires, 25 de Junio de 2011 e.·. v.·.

Jorge Clavero

Muy Querido hermano Pro Gran Maestre.
Ilustre y Muy Poderoso Hermano Soberano Gran Comendador            
Queridos Hermanos Principales del Santo Real Arco de Jerusalem
Muy Respetables Grandes Maestres de las Obediencias y delegaciones que nos visitan Distrito Ingles, Chile, Brasil y Paraguay:

Queridos Hermanos Todos,
En la vida profana y también en la vida masónica cada persona puede observar su circunstancia como acreedor o como deudor.

Esta noche, al asumir por segunda vez la Gran Maestría de la Masonería Argentina, quiero decirles que asumo mi enorme deuda con el pueblo masónico por la confianza y los honores que me ha conferido al designarme en todos los puestos que he ocupado en las diferentes etapas de mi camino masónico.

Cada vez que ingreso a este Gran Templo y me dirijo a la banca que ocuparon hombres preclaros de la Argentina, me planteo cómo y qué deberé hacer para honrar esa historia y abrir los caminos hacia el horizonte.
El texto siempre es el mismo, es la regularidad masónica que honramos desde hace 154 años, pero el contexto cambia, se modifica, muta con rapidez vertiginosa. Nuestros respetables y queridos hermanos de todos los tiempos vivieron épocas muchas veces turbulentas, ásperas, pero en este tiempo la velocidad de vértigo es el símbolo con el que transcurre la vida.

La revolución de las comunicaciones no nos resulta ajena. En pocos segundos podemos estar vinculados con el lugar más lejano del mundo, los satélites pasan sobre nuestras cabezas y no nos enteramos, podemos transmitir videos, voz y palabra en forma instantánea. Las redes sociales están probando en diferentes rincones del planeta que pueden congregar multitudes para reclamar por derechos que han estado abolidos por siglos y siglos.

Esta es nuestra realidad y no podemos desconocerla. Una a una caen las barreras discriminatorias. Mujeres y varones igualan sus derechos, luchan codo a codo en la calle, en el hogar, en las universidades, en los empleos, en la vida. Los fundamentalismos de todo tipo van quedando arrinconados frente a la emergencia de jóvenes generaciones que habilitan nuevos paradigmas.
Tenemos la responsabilidad de guiarlos, alentarlos para que alcancen su piedra cúbica piramidal en una construcción siempre majestuosa pero de una característica muchas veces diferente a la que hemos conocido.

Queridos Hermanos: nuestra logia universal debe comprometerse a que cada vez haya más masones sobre la faz de la tierra, Ése ha sido uno de nuestros empeños en los pasados tres años y lo será en este período que hoy inauguramos. Sirven de poco los cuadros despoblados, anquilosados, debemos renovar nuestra membresía universal para honrar el legado casi tricentenario de la Masonería Simbolica.

No se trata de incorporar para hacer número, sino de buscar allí donde pueda haber candidatos, llevar la voz de la Masonería, organizarnos junto a los profanos y tomar de esas canteras para nutrir nuestra renovación permanente.

Tenemos que estar preparados para el ejercicio de la docencia masónica, tener planes de estudio y de trabajo, dar mucha instrucción, acompañar el crecimiento de nuestros nuevos hermanos como lo hacemos con nuestros hijos.

Hay lugar para todos. Los masones nos debemos al prójimo, a la fraternidad que construimos todos los días, sin egoísmos ni mezquindades. Somos constructores de nosotros mismos y de nuestros hermanos, pongamos siempre toda nuestra tolerancia al servicio de esta causa noble.

En estos tres años de gobierno hemos dado claras muestras de este derrotero, siendo nuestra primer obra bajar los niveles de discordia entre los hermanos y haciendo más fraterna la relación, hemos aumentado la membresía en casi un 60%,se ha bajado el promedio de edad en 19 años,  todo fruto de nuestro trabajo hacia adentro de la Institución con la puesta en valor tanto de nuestra sede central como de todos los inmuebles de la Gran Logia. Se ha dotado del nuevo edificio de la calle Boedo con tres templos que albergarán alrededor de 25 talleres. La modernización de nuestra Gran Secretaría poniéndonos a tono con los adelantos informáticos, que hace que ahora las notificaciones sean online entre las logias y la Gran Secretaría. Hemos creado la biblioteca masónica virtual que puede ser consultada por todos los hermanos de la Orden, de acuerdo a su grado y donde se pueden consultar desde textos, rituales y planchas masónicas. Pero también trabajamos hacia la profanidad, que es el trabajo que todo masón debe realizar; saliendo a los medios de prensa para difundir el ideario masónico, explicando nuestros fines y principios.

Hemos firmado acuerdos marco con distintas Universidades, tanto Nacionales  como privadas para la apertura de Cátedras extracurriculares de Libre Pensamiento, para llevar la palabra y la opinión de la Masonería a los claustros universitarios, porque sabemos que el estudiante de hoy es el profesional de mañana y el dirigente del futuro y hacia alli dirigimos nuestro accionar para tener los cuadros lógicos de la Gran Logia a la altura de los tiempos.

En materia de laicismo se ha creado el ILEC, Instituto Laico de Estudios Contemporáneos para difundir el ideario laicista en materia de educación, con filiales en distintas ciudades del interior del país.

También hemos creado el Observatorio de la Ciudadanía,  que es el  órgano de la Gran logia encargado de trabajar junto a masones y profanos para crear consensos y armar políticas de estado en los distintos temas que se relacionan con el  Estado y el ciudadano
Todo este trabajo interno y hacia la profanidad nos ha permitido decir con orgullo que ahora tenemos masonería en todas las provincias y  han levantado columnas más de sesenta logias 

Antes de terminar quiero rendir un sincero homenaje a los Muy Respetables Hermanos Carlos Wilson y Jorge Wesolowski, que hoy no me pueden acompañar y que fueran quienes en mi logia madre Sol de Mayo Nro.8, me enseñaron mis primeros pasos.

QUERIDOS HERMANOS, sabemos que quedan muchas cosas por hacer y nuestro compromiso es profundizar el modelo. Hemos tratado, en estos tres años hacer la Gran Logia más grande, más nutrida, más amigable, más confortable, más universal, más digna, más decente, más fraterna y siempre con la mirada puesta en el progreso. Ojalá podamos dejar este puesto mucho mejor que como lo hemos recibido y de esa manera ser dignos de pertenecer a esta escuela de moral y cátedra de librepensamiento que es la Masonería universal.

 


Google+